domingo, 16 de octubre de 2016

Cuatro gotas de esperanza

Es evidente que los sueños raramente se logran nada más empezar el camino, que muchas veces nos encontramos con obstáculos que parecen imposibles de superar o que nos dejan heridas que parecen no cicatrizar nunca.
Pero hay algo mucho más fuerte que eso, la esperanza, la esperanza es aquello que nos hace sonreír cuando nos imaginamos algo que queremos que suceda, que nos produce una extraña sensación interna cuando estamos cerca de lograr algo bueno.
La esperanza es la mayor aliada de la felicidad, la base del alma humana, pero por desgracia a veces no basta solo con desearlo. En ocasiones nos tocará caernos al suelo, hacernos heridas, a veces hasta sangre, pero todo ello nos hará levantarnos más fuertes, con más ganas de llegar a nuestro destino.
En estas ocasiones debemos acompañar a la esperanza de esfuerzo, esfuerzo en forma de lucha diaria, esfuerzo en forma de sacrificio para hacer cosas que no nos gustan pero que al final nos están ayudando a acercanos a nuestro objetivo, esfuerzo en forma de paciencia para saber sobreponernos a las adversidades y no rendirnos por ellas.
A algunos les falta valor para creer que puede conseguir lo que quieren, a otros les faltan los recursos para alcanzarlo de forma rápida, pero siempre hay otra vía, es posible que sea dura y larga, que hasta nos haga pensar que nunca ocurrirá pero debemos tener esperanza, esperanza en forma de ganas de vivir la vida y no dejar que ella nos viva.
Debes tener claro porque haces todo lo que haces en la vida y a donde te lleva eso y si te va a llevar a lo que tu quieres, si es así lucha por ello, escala todas las barreras y álzate cada vez que la vida te tire al suelo, ten claro que si tu luchas por tus sueños siempre tendrás una aliada que te ayudará y será clave en momentos difíciles que no es otra que la esperanza.

Preguntas

¿Cuál es la razón que te llevó a aparecer en mi vida?
¿Por qué me hiciste esperar tantos años si ya te soñaba?
¿Dónde sentiste por primera vez ganas de besarme?
¿Quién fue el afortunado de ver la primera de tus sonrisas?
¿Para qué nombrar a los ángeles cuando puedo decir tu nombre?
¿Hasta cuándo me acelerarás el corazón cada vez que te veo?
A veces me pregunto tantas cosas que quiero saber pero luego llegas tú con tu deslumbrante sonrisa y me quitas de un plumazo todas mis dudas y solo me dejas una,
¿Cómo es posible que exista alguien tan maravilloso como tú?

Todo

Todo empieza con un "¿Cómo te llamas?"
Todo sigue con un "¿Te apetece que nos volvamos a ver?"
Todo crece con cada "No quiero separarme de tu lado"
Todo parece posible cuando me dices "Yo creo en ti"
Todo se convierte en magia cuando me dices "Te quiero"
Todo es perfecto cuando te veo sonreír,
Te diría todo lo que siento por ti pero sin darme cuenta ahora tú eres mi todo.